martes, 8 de enero de 2013

¿Muslo o pechuga?


Georges Croegaert (II)



     El cuadro en realidad se titula Bon appetit, lo que inequívocamente denota que nuestro purpurado acaba de interpelarnos con el acostumbrado y siempre exquisito "¿Ustedes gustan?". No cabe duda de que esa breve conversación casi automática le ha servido para ganar tiempo antes de decantarse por una de las dos alternativas alimenticias que se le plantean y es que, como puede comprobar el querido lector, su eminencia fija los ojos en su faisán segundos antes de comenzar a trincharlo, consciente de que se encuentra ante una las tomas de posición más complejas de su ya largo pontificado, la siempre difícil encrucijada ¿Muslo o pechuga?. Y no piensen que frivolizo, o que sólo trato de imitar con esta entrada el estilo de mi amigo Fortea, pues el asunto tiene su miga, que, como decía Benjamin Franklin, "la peor decisión es la indecisión". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada